viernes, 8 de abril de 2016

Casa Familia Suinaga / Escandón, en Danubio N°102 y Reforma.




Sin duda alguna, una de las edificaciones residenciales más sorprendentes que se conservan en la Ciudad de México, es la casa que de origen perteneció a la familia que inició don Francisco Suinaga y Tornel al contraer matrimonio en 1911 con doña Guadalupe Escandón y Escandón, residencia que fuera edificada en un magnífico predio de la calle Río Danubio N° 102, en esquina con el Paseo de la Reforma y con vista hacia la Columna de la Independencia,siguinedo el diseño de los arquitectos Goyeneche y Marquina. Cuando en 1952 se vendió la propiedad (en el terreno se construiría a partir de 1960 la Embajada de los Estados Unidos de América), la casa Suinaga-Escandón se reedificó (con algunas modificaciones y ampliaciones) en Lomas Virreyes, frente al Bosque de Chapultepec, como residencia de la familia Beteta-Pleasant.



Francisco Suinaga y Tornel nació en 1884, hijo de don Francisco de Paula Suinaga Elorza –ligado con el Banco Comercial del Pacífico– y doña Concepción Tornel y Corral, y era conocido por su afición a caballos y autos –deporte de vanguardia en las primeras décadas del siglo XX–; en la foto de abajo aparece en su "Opel Darracq" frente a la casa de campo que en Tacubaya había heredado su esposa y que para 1922 visitaba los fines de semana.



Francisco Suinaga casó el 9 de septiembre 1911 con la hermosa Guadalupe Escandón y Escandón, hija de don Manuel Escandón y Arango y doña Guadalupe Escandón y Barrón, dama que había pasado su infancia entre una casa del Paseo de San Francisco número 9 (hoy Madero, donde actualmente se encuentra el Pasaje América, junto a la Casa de los Azulejos), y una fabulosa quinta del pueblo de Tacubaya desde la que –con su madre- atendía un hospital de beneficencia...



















No hay comentarios:

Publicar un comentario